29/11/11

Fin de semana en Dublín

Phoenix Park
 
¡Por fin he tenido tiempo de ponerme a escribir el post de Dublín! ¡Tenía muchas ganas de compartirlo con vosotros! Los que me seguís a través de mi página de facebook ya sabéis que muy recientemente he hecho una escapada de fin de semana a la bella ciudad de Dublín, y digo recientemente, porqué en mi cabeza aun voy tarareando algunas de las canciones que escuché en los pubs ;)

Era un destino que tenía pendiente visitar desde hacía más de tres largos años.  Mi idea inicial era escaparme un verano y recorrer toda Irlanda en coche, pero por esas cosas que a veces pasan en la vida decidimos dejar la visita a la isla para más adelante y hacer una primera toma de contacto con una escapada a Dublín, una escapada que he de confesar que se me ha hecho muy muy corta.

Dublín es una de esas ciudades en las que nada más llegar te sientes como en casa. Es agradable y acogedora. Sus gentes son amables a más no poder, ¡es tan fácil relacionarse allí! Da igual si estás en un restaurante, en un pub, cogiendo un taxi o si necesitas ayuda, siempre te atienden con una sonrisa y con una calidez que, sinceramente, he encontrado en pocos lugares del mundo.
Para los que habléis inglés y os de miedo el acento irish, no sufráis, se entiende, no tardaréis demasiado en captar su sonoridad. Os lo dice una que aunque ha estudiado en escuela oficial, algun título se ha sacado y no tiene verguenza alguna en hablar en inglés (de hecho me pongo mosca cuando viajamos si no me dejan hablar a mi ;) aun tiene dificultades de comprender algunas series en inglés.

Se me hace dificil explicar en un post todas las vivencias que he tenido en Dublín, han sido muchas, muy variadas y todas ellas positivas. Así que como esto es un blog gastronómico, me centraré en todo lo relacionado con la comida. 

El primer día, nada más llegar, aterrizamos en un pequeño restaurante situado en una callecita perpendicular a la transitada Grafton Street, Kitchen. Con una pequeña carta pero completa ya nos empezamos a hacer a la idea de lo deliciosa que resultaría la comida irlandensa. Lo mejor de este restaurante son los platos del día elaborados con verduras, pescados y carnes frescas; sin olvidarnos de los postres. Yo probé el típico apple pie irlandés, una deliciosa tarta tibia de manzana con un toque ácido que contrasta con la masa quebrada dulce y el helado de vainilla, ¡ummmm! Además puedos deciros que me comí la mejor butternut squash soup que he probado, ligeramente picante, servida en un gran plato de madera, con pan de soda casero y mantequilla de la buena, ¿porqué no servirán aquí así las sopas?


Apple pie, Kitchen  
 
Lo mejor para reponer fuerzas por la tarde es ir a una de las muchas cafeterías dublinesas. Mi favorita, Bewley's Grafton Street Café, es la cafetería más antigua de Dublín. Fundada por Ernest Bewley en noviembre de 1927 ha sido punto de encuentro de artistas y escritores. El café posee una gran belleza aquitectónica, destacan especialmente las vidrieras diseñadas por Harry Clarke.


Gold Blend Tea, Bewley's  
 
Los pubs. Lugares de encuentro, centro de la vida social, y donde se encuentra la mejor comida de Dublín. Ni que decir tiene que el famoso The Temple Bar es más que una visita obligada, un lugar donde disfrutar de buena musica y buen ambiente, y si tenéis un poco de suerte (yo la tuve) disfrutaréis como nunca con el guitarrista Dave Browne, el guitarrista que este año consiguió batir el récord guinness de la marathon de guitarra tocando más de 114h seguidas. 

Otro pub muy popular situado en la zona de Temple Bar es Gogarty's (Oliver St. John Gogarty). Lo mejor de este pub son sus diferentes ambientes y su restaurante con platos tradicionales irlandeses como el irish stew, el guinness bread, el fish and chips o su bailey's cheesecake. Aviso que el restaurante es caro, pero vale la pena, yo probé el fish and chips, un platazo enorme, como podéis ver en la foto, con un lomo de pescado blanco de más de medio quilo cocinado al punto, acompañado de un super cubo de patatas fritas caseras, puré de guisantes, patatas al vapor y salsa tártara. ¡Fuimos incapaces de acabarnos el plato! Lo mejor de este pub es que puedes esperar en una de sus salas con música en directo tomándote una guinness mientras esperas tu mesa, en la primera planta suele haber música "más actual" y en la segunda música tradicional.


Fish&Chips, Gogarty's  
 
¿Qué es lo más famoso de Irlanda? Está claro verdad, la Guinness. Seas o no amante de la cerveza, a mi no me gusta demasiado, una visita a la Guinness Storehouse es toda una experiencia. Te explican paso a paso el proceso de elaboración de la cerveza activando todos tus sentidos, el ambiente del Storehouse es una invitación al desarrollo de nuestras inteligencias múltiples, luz, color, olor, sabor, sonido... todo te envuelve para entrar dentro del mundo Guinness. Casi me atrevería de decir que lo mejor de toda la visita el el Gravity Bar, desde donde tienes una vista de 360º de la ciudad de Dublín mientras disfrutas de una pinta, es un lugar perfecto donde relajarse.

En algun lugar leí que en los restaurantes Guinness Storehouse del servían un delicioso beef&guinness stew y como dió la casualidad de que estábamos de visita en la fábrica a la hora de comer, nos lanzamos a probarlo. Debe de ser que me encantan los guisos de cuchara y de que he disfrutado mucho de la comida irlandesa, pero a mi me pareció una auténtica delicia. Cocinado en grandes ollas de Le Creuset a fuego lento, acompañado de champ, un puré de patatas que está de guarnición en la mayoría de platos, y con una ternera tan tierna que se deshacía en la boca a mi me sabió a gloria.

Beef&Guinness Stew, Guinness Storehouse  
 
No quiero acabar mi recorrido por los pubs sin hablaros de O'Neill's.  Situado a pocos metros de Grafton Street y de la escultura de Molly Malone, tienen un delicioso bufet de comida típica irlandesa a buen precio abierto hasta altas horas de la noche, además de ofrecer música en directo a diario.

En Dublín siempre hay tiempo para las compras. Como se que os gustan los libros de cocina, si visitáis la ciudad reservaos tiempo para visitar las librerías del centro, las secciones de libros de cocina son para perderse en ellas. Pero si lo que queréis sin utensilios de cocina, no podéis abandonar la ciudad sin visitar avoca, ¡tiene de todo! libros de cocina, cupcake stands, moldes de todas las medidas y tipo, productos típicos, vajillas, tazas, cubiertos... ¡Los cupcakes stands son una monada y nunca he visto tantos juntos en una tienda! Los avoca cookbooks son 100% recomendables, no sólo son fantásticos por sus recetas sino por un estilismo más que cuidado, yo me compré A year at Avoca, y porqué iba con equipaje de mano que si no arraso!!!

Y me despido ya, que con este post me he extendido más que de costumbre, no sin antes comentaros que si después de este larguísimo post os habéis quedado con ganas de más os he dejado algunas fotos en mi galería de flickr. ¡Seguimos charlando a través facebook!

Leer más...

15/11/11

Lemon Yogur Bundt Cake

Lemon Yogur Bundt Cake
 
Hoy es 15 de noviembre y ¿qué tiene de especial? Pues que hoy se celebra el National Bundt Day, y no es una invención cualquiera, los de Nordic Ware tienen colgado en su web la proclama del Gobernador de Minnesota declarando el 15 de noviembre como el National Bundt Day. Así de especiales son estos dulces.

Desde que los probé me he hecho una auténtica fan, me gusta todo, su textura densa, su delicioso sabor, es casi imposible decidir cuál me gusta más, y por supuesto, me encantan esos fabulosos moldes de bellas formas y desmoldado perfecto.

Si sois habituales en la blogosfera seguro que ya sabéis lo que es un bundt cake, sino podéis descubrirlo aquí. Para ver la infinidad de diseños de bundt cake pans (moldes) Y podéis consultar la página oficial de nordic ware. Hasta hace poco era prácticamente imposible conseguirlos en España, mi primer molde lo traje de NY, pero ahora se encuentran con facilidad en muchas tiendas de internet y en El Corte Inglés. Seguro que os estáis preguntando porqué os hablo de los moldes, ¿verdad? Sencillo, un bundt cake no es un auténtico bundt si no se hornea en un molde de nordic ware, el resultado no es el mismo.

Con la receta de hoy me sumo a la propuesta de Food Librarian de hacer un Bundt Cake para el National Bundt Day. Espero que seamos muchos los que nos animemos y que llenemos la blogosfera de bundts!
 
Lemon Yogur Bundt Cake

LEMON YOGUR BUNDT CAKE

Ingredientes
  • 165g azúcar
  • 115g mantequilla
  • 3 huevos L
  • 170g yogur natural
  • Ralladura de un limón
  • 335g harina todo uso
  • 2 1/4 cucharaditas de levadura química
  • 3/4 cucharadita bicarbonato
  • 3/4 cucharadita sal
Elaboración
  1. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté esponjosa y cremosa.
  2. Añadimos los huevos y mezclamos bien.
  3. Incorporamos el yogur y la ralladura de limón. Batimos.
  4. Agregamos la harina tamizada, la levadura, el bicarbonato y la sal a la mezcla anterior. Mezclamos lo justo hasta que se integren los ingredientes.
  5. Volcamos la masa en un molde bundt de 10 tazas engrasado y enharinado.
  6. Horneamos a 180º durante 45 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio.
  7. Dejamos enfriar nuestro bundt durante 10 minutos en el molde sobre una rejilla.
  8. Desmoldamos y dejamos enfriar completamente.

Fuente: Adaptación de Bundt Entertaining
 

Lemon Yogur Bundt Cake  
 
Mis otros bundts: 
Leer más...

6/11/11

Financiers

Financiers
 
Supongo que la mayoría de vosotros ya conocéis los financers, esos pequeños dulces de origen francés elaborados con claras de huevo y harina de almendras entre otros ingredientes. 
Hacía mucho tiempo que tenía ganas de prepararlos, pero me faltaba el molde, y en eso reconozco que soy un poco tiquismiquis. Creo que para algo cada preparación necesita sus utensilios y en el caso de los moldes no es los mismo hacerlo con "uno cualquiera" que con "el que toca".

El caso es que hara cosa de un par de meses salió una campaña en showroomprivé de moldes de silkomart a muy buen precio (con descuentos del 40-50% sobre el precio original), y como os podéis imaginar, no dejé escapar la oportunidad de adquirir algunos moldes, entre ellos, el de mini financiers
La verdad es que me he enganchado a estos pequeños bizcochos, me parecen una auténtica exquisitez para acompañar un café o un té. ¡Lo malo es que no puedes comer sólo uno!

Financiers
 
FINANCIERS

Ingredientes para 20 mini financiers
  • 60g mantequilla fundida
  • 60g azúcar
  • 30g harina de repostería
  • 30g almendras molidas (harina de almendras)
  • 1 cucharada sopera de frangelico (lícor de avellanas)
  • 60g claras de huevo
Elaboración
  1. Fundimos la mantequilla en el microondas.
  2. Añadimos el azúcar, la harina y la almendra molida y mezclamos con unas barillas.
  3. Agregamos el frangelico.
  4. Incorporamos las claras y batimos bien.
  5. Llenamos las cavidades del molde con la masa.
  6. Horneamos a 210º durante 10-15 minutos o hasta que estén dorados.

Fuente: Adaptación de la Guía completa de las técnicas culinarias de Le Cordon Bleu
 
Financiers
Leer más...

1/11/11

Panellets

Panellets
 
Tengo que confesaros que este año no me apetecía nada de nada hacer panellets, pero después de escuchar el programa de radio de Mireia Carbó, La cuina de Carbó, que el pasado viernes dedicó a este dulce tan popular, no me pude resistir a probar su receta de panellets. 
Son los más fáciles de hacer que de todos los que he probado hasta el momento, ¡con sus trucos ni los de piñones se resisten! Os aseguro que no hay nada peor que pelearse con los piñones para que se peguen al mazapán.

Panellets
 
PANELLETS

Ingredientes

Para el mazapán
  • 250g almendra molida
  • 250g azúcar glass
  • 50g agua
Para los panellets
  • 100g piñones
  • 100g almendra en cubitos
  • 3 cucharadas soperas colmadas de coco rallado
  • 2 cucharadas soperas de cacao puro valor
  • 1 huevo
Elaboración
  1. Empezamos preparando el mazapán. Ponemos la almendra y al azúcar en un bol y mezclamos. Añadimos el agua y trabajamos con las manos hasta hacer una bola (apenas se tardan un par de minutos). Envolvemos la masa en papel film y la dejamos reposar en la nevera unos 30 minutos.
  2. Dividimos la masa en 4 porciones. Una para cada sabor.
  3. Panellets de piñones: dividimos la masa en 12 porciones. Hacemos las bolitas. Nos pintamos las manos con huevo, cogemos una bolita y ponemos los piñones encima. Vamos haciendo de nuevo la bola y los piñones se van pegando poco a poco. El primer panellet cuesta, los últimos salen solos.
  4. Panellets de almendra: procedemos igual que con los de piñones pero en lugar de hacer bolitas, hacemos croquetas.
  5. Panellets de coco: a la porción de masa reservada añadimos 2 cucharadas colmadas de coco rallado. Trabajamos la masa para que se integre bien. Dividomos la masa en 8 porciones, les damos forma (montañitas o bolitas) y las rebozamos con coco rallado.
  6. Panellets de chocolate: a la porción de masa reservada añadimos el cacao. Trabajamos la masa para que se integre bien. Dividomos la masa en 6 porciones y les damos forma.
  7. Horneamos los panellets a 190º, con calor arriba y abajo, durante 10 minutos o hasta que estén dorados.
Observaciones
  • La receta original de Mireia Carbó la podéis ver aquí.
  • Con estas cantidades salen 12 panellets de piñones, 12 de almendra, 8 de coco y 6 de chocolate.
  • Al no llevar huevo, el mazapán puede prepararse con 2 ó 3 días de antelación.
  • Es conveniente hornear los panellets separados por sabores, ya que cada uno tiene un tiempo de cocción diferente. 

¡Más fotos de mis panellets en mi galería de flickr!
Leer más...
 
Subir