7/5/21

Pan de semillas y cereales

Desde mi regreso al blog, no había compartido ninguna receta de pan en cloche. Es un utensilio que me encanta, lo prefiero a la piedra, ya que no tienes que estar horas con el horno encendido para que se caliente, ni esperar horas a que se enfríe para sacarla y seguir horneando. Además, siempre me emociono cada vez que destapo la cloche y veo el pan recién horneado. El olor, el sonido casi musical de la corteza craquelándose, las greñas del pan... 

Mis panes caseros no son perfectos, no tengo una masa madre centenaria, ni uso harinas especiales, ni dispongo de un horno de leña, ni de muchas de las características que han hecho famosos a panes y panaderos, pero le pongo ganas, cariño e ilusión y un gran deseo de compartir para que vosotros también los disfrutéis.



PAN DE SEMILLAS Y CEREALES

Ingredientes

  • 250g de harina de trigo integral
  • 50g de harina de centeno
  • 200g de harina de fuerza
  • 275g de agua
  • 40g de aceite de oliva virgen extra
  • 10g de sal
  • 7g de levadura seca para pan
  • 40g de semillas variadas (calabaza, girasol, sésamo, lino...)

Preparación 

  1. Colocamos todos los ingredientes en un bol menos las semillas y los mezclamos suavemente. 
  2. Añadimos las semillas y amasamos hasta obtener una masa lisa y elástica. 
  3. Damos forma de bola a la masa y la cubrimos con un paño húmedo, con papel film o con un gorro de ducha. 
  4. Dejamos reposar la masa hasta que doble su volumen. 
  5. Ponemos la masa sobre una superfície enharinada y la aplanamos ligeramente. Cogemos la masa por la parte más alejada y la doblamos hacia el centro. Repetimos con la parte que tenemos más cerca. Hacemos lo mismo con los dos lados que nos quedan de la masa (el derecho y el izquierdo). Le damos la vuelta a la masa y la boleamos suavemente.
  6. Colocamos la masa en un banetón enharinado. La cubrimos con un paño y la dejamos reposar hasta que casi doble su tamaño. 
  7. Precalentamos el horno a 240º C.
  8. Volcamos la masa en la base de la cloche, le practicamos unos cortes y la tapamos. 
  9. Horneamos durante 50-55 minutos a 240º C.
  10. Sacamos el pan de la cloche y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Observaciones

  • La levadura seca se puede sustituir por 10g de levadura fresca.
  • Para amasar el pan en panificadora, añadimos todos los ingredientes a la cubeta y seleccionamos el programa de amasado (el que incluye un leudado). Seguimos la receta en el punto 5.
  • Para amasar en kitchenaid, ponemos todos los ingredientes menos las semillas en el bol e iniciamos el amasado a velocidad 1. Cuando los ingredientes empiecen a integrarse añadimos las semillas y subir a velocidad 2. La masa estará lista en el momento que se despegue de las paredes del bol y forme una bola alrededor del gancho. 
  • Los cortes en el pan se puede realizar con una cuchilla, un lame o grignette o con un cuchillo. 
  • La masa de este pan también se puede utilizar para hacer pan de molde o panecillos.


Fuente: Adaptación de Panes creativos de Daniel Jordà.

Muchas gracias por leerme. Nos vemos aquí el viernes que viene y todos los días en instragram. ¡Sed felices! 😊

 

Leer más...

29/4/21

Pan de queso crema

Hoy os traigo un pan que he preparado mucho últimamente por su versatilidad. La masa tanto sirve para un pan de molde como para unos panecillos. Su textura es muy parecida a la de un brioche con la ventaja de que lleva menos mantequilla. 

Para preparar este pan podéis utilizar cualquier tipo de queso crema, ya sea philadelphia u otra marca comercial, eso sí, mejor si es en su versión «entera». También se puede emplear mascarpone y aprovechar así algún resto que tengamos en la nevera después de preparar un tiramisú o unas galletas.




PAN DE QUESO CREMA

Ingredientes

  • 50g de queso crema a temperatura ambiente
  • 20g de mantequilla a temperatura ambiente 
  • 1 huevo L
  • 170g de leche
  • 5g de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 320g de harina de fuerza
  • 1/2 cucharadita de levadura seca para pan

Elaboración 

  1. Mezclamos todos los ingredientes para que se integren y amasamos para obtener una masa lisa y elástica. En kitchenaid, mezclar unos minutos a velocidad 1 y subir a velocidad 2. La masa estará lista cuando se despegue del bol y se quede alrededor del gancho.  
  2. Damos a la masa forma de bola, la introducimos en un bol, la cubrimos con un paño y la dejamos reposar hasta que doble su volumen.  
  3. Volcamos la masa sobre una superficie enharinada, la aplanamos ligeramente para darle forma de rectángulo y la enrollamos sobre sí misma. 
  4. Colocamos la masa en un molde de plumcake engrasado de 30 cm. La cubrimos con un paño humedecido y la dejamos fermentar hasta que casi doble su tamaño.
  5. Horneamos a 190º C, calor abajo, durante 30 minutos. 
  6. Sacamos el pan del horno, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. 

Observaciones

  • La leche puede ser de vaca o una leche vegetal.  
  • Si se utiliza panificadora para amasar, introducir todos los ingredientes en la cubeta y seleccionar el programa de amasado. Seguir la receta en el paso 3.
  • Durante el primer levado, me gusta tapar el bol con la masa con un gorro de ducha. Así la superficie de la masa no se seca y se evita que se forme una costra. Otra opción es tapar la masa con papel film en lugar de con un paño, pero no es tan sostenible en términos medioambientales.
  • El molde que utilizo para hornear este tipo de panes es de cristal de pyrex. Prefiero este tipo de moldes a los antiadherentes por su durabilidad y facilidad de limpieza.

Muchas gracias por leerme. Nos vemos aquí el viernes que viene con una receta nueva y todos los días en instagram. ¡Sed felices! 😊
Leer más...

23/4/21

Mini Bundt Cakes de leche caliente

Si tuviera que escoger un único molde de repostería casi con toda seguridad sería un molde bundt de nordic ware. Desde que los descubrí hace más de una década son mis favoritos. 

Mi primer bundt lo compré en mi primer viaje a Nueva York en Williams Sonoma. Esa tienda es el paraíso de los cocinitas, pero un paraíso caro, así que tienes que ir con cuidado de no dejarte todo el presupuesto para compras allí. 😅 

Lo mejor de estos moldes es que el bizcocho más sencillo (como el archiconocido de yogur) queda elegante y vistoso. Además, el agujero central de los moldes hace que se horneen de manera más uniforme. Lo peor es que tienes que «cogerle el truco» para desmoldarlos, casi seguro que no soy la única que ha sufrido un percance con ellos. Aún así, el resultado siempre merece la pena.


MINI BUNDT CAKES DE LECHE CALIENTE

Ingredientes

  • 125g leche 
  • 60g mantequilla
  • Una rama de canela
  • 60g azúcar
  • 2 huevos L
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla  
  • 125g harina 
  • 1 cucharadita de levadura química

Preparación

  1. Precaletamos el horno a 180º C. Encamisamos el bundtlette.
  2. Calentamos la leche, la mantequilla y la canela en un cazo hasta que llegue al punto de ebullición. Retiramos el fuego y dejamos reposar.
  3. Con unas barillas, batimos los huevos con el azúcar hasta que hayan doblado su tamaño. 
  4. Sin dejar de batir, agregamos la leche que teníamos reservada a la que habremos retirado la rama de canela. 
  5. Tamizamos la harina y la levadura y la incorporamos a la mezcla anterior. Removemos con suavidad hasta que se integre. 
  6. Vertemos la masa en el molde. Damos un golpecito con el molde sobre la encimera para que salgan las posibles burbujas de aire. 
  7. Horneamos unos 25 minutos a 180º C.
  8. Sacamos del horno, dejamos enfriar 10 minutos sobre una rejilla y desmoldamos.
Observaciones
  • Las cantidades de la receta son para un molde bundtlette de 4 tazas. Para un molde grande sólo hay que doblarlas.
  • El molde se puede encamisar con mantequilla y harina o bien con un espray de mantequilla. A mí me gusta los espráis que venden en U.S.A. con mantequilla y harina pero, por desgracia, aún no he encontrado ninguno a este lado del Atlántico. 
  • La receta original lleva más azúcar pero como suelo hacer habitualmente la he reducido a más de la mitad y el resultado es estupendo. 
  • Se puede utilizar leche de vaca o cualquier leche vegetal. Las leches vegetales que más me gustan para postres son la de almendras y la de avellanas, pero la de avena o soja también quedan estupendas.  
  • Puedes ver todos los Bundt Cakes que tengo publicados en el blog clicando aquí.  

Fuente: Adaptación de I love Bundt Cakes
 
Muchas gracias por leerme. Nos vemos aquí el viernes que viene con una receta nueva y todos los días en instagram. ¡Sed felices! 😊

Leer más...

16/4/21

Focaccia de Jamie & Gennaro

No sé si alguna vez lo he comentado en el blog, soy muy, muy pero que muy fan de Jamie Oliver. Todas sus recetas no sólo son fáciles, sino que salen a la primera. Algunas de sus propuestas las tengo tan incorporadas en mi recetario que son imprescindibles en mi cocina, como sus patatas asadas perfectas, sencillamente increíbles. 

Pero no os comparto la receta de las patatas, sino la que quizás sea la receta de focaccia más fácil y rica que he probado. Lo que más me gusta de la focaccia es su versalidad. Es perfecta para acompañar una tabla de quesos, unas verduras asadas o se puede convertir en una comida en sí misma si la cubrimos con otros ingredientes. Tomad nota de la receta si hacéis un picnic, es perfecta para llevar

Probadla y me contáis. 😉



FOCACCIA

Ingredientes

  • 325g agua tibia
  • 1 cucharadita (7g) de levadura seca para pan
  • 500g harina de fuerza
  • 1 cucharadita (5g) de sal
  • 1 cucharada (15g) de aceite de oliva virgen extra
  • Opcional: sal (maldon), hierbas aromáticas, tomates secos, queso feta, patatas cocidas...

Preparación

  1. Mezclamos el agua tibia con la levadura. 
  2. Colocamos la harina en un bol, añadimos la sal, el aceite y el agua con la levadura. Mezclamos un poco y amasamos hasta obtener una masa fina y elástica. 
  3. Tapamos la masa, con el bol o con un paño, y la dejamos fermentar hasta que doble su tamaño. 
  4. Cubrimos una bandeja con papel de hornear y ponemos dentro la masa estirándola con delicadeza. Vertemos aceite de oliva por encima y, con los dedos, hacemos los característicos agujeros a nuestra focaccia. 
  5. Ponemos sobre la masa los ingredientes que más nos gusten: hierbas aromáticas, tomates secos, queso feta, patatas cocidas, verduras asadas, etc.
  6. Tapamos la focaccia con un paño húmedo y la dejamos reposar hasta que haya doblado su tamaño, unos 45 minutos. 
  7. Añadimos un poco de sal a la focaccia. Puede ser sal común o maldon.
  8. Horneamos unos 25 minutos a 200º C. 
  9. Dejamos enfriar un poco y, ¡a disfrutar!

Observaciones

  • Esta receta se puede preparar en panificadora, sólo hay que añadir todos los ingredientes, conectar el programa de amasado y una vez finalizado seguir la receta en el paso 4.
  • Si disponeis de amasadora (tipo kitchenaid) mezclar los ingredientes unos segundos a velocidad 1 y después amasar a velocidad 2 hasta obtener una masa lisa, elástica y uniforme.
  • Podéis ver el vídeo de Jamie y Gennaro elaborando la focaccia aquí.

Muchas gracias por leerme. Nos vemos aquí el viernes que viene con una receta nueva y todos los días en instagram. ¡Sed felices! 😊

Leer más...

9/4/21

Magdalenas de mascarpone

Después del breve descanso de Semana Santa os comparto una nueva receta. Solo espero no estéis muy empachados de buñuelos, torrijas, monas y otras delicatessen típicas de la Pascua y os haya quedado un huequito para unas magdalenas. A mí es de los dulces que más me gustan, ¿quién puede resistirse a ellas con un café o un té?



MAGDALENAS DE MASCARPONE     

Ingredientes

  • 45g mantequilla pomada
  • 60g azúcar
  • 1 huevo L
  • 125g mascarpone 
  • Ralladura de medio limón
  • 80g leche entera fría
  • 190g harina de repostería
  • 7g levadura química
  • Una pizca de sal

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 240º C. 
  2. Separamos la yema de la clara. Batimos la clara a punto de nieve y reservamos.  
  3. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema. 
  4. Añadimos la yema de huevo, el mascarpone y la ralladura de limón y mezclamos. 
  5. Incorporamos la leche. 
  6. Agregamos la harina, la levadura y la sal tamizadas. En este momento la masa se volverá muy densa y espesa. 
  7. Añadimos la clara que teníamos reservada a la masa y mezclamos con suavidad. 
  8. Llenamos los moldes con la masa hasta un poco más de la mitad.
  9. Horneamos las magdalenas 15-20 minutos a 210 ºC, primero con calor solo abajo para que suban y los últimos minutos con calor arriba y abajo para que se doren.

Observaciones

  • Con estas cantidades salen 10 magdalenas pequeñas.
  • Se puede sustituir el mascarpone por queso crema tipo philadelphia. Eso sí, que no sea desnatado ni light. Las grasas de los lácteos en esta receta son imprescindibles porque solo utilizamos 45g de mantequilla. 
  • La mantequilla, el huevo y el mascarpone tienen que estar a temperatura ambiente.
  • Yo las he aromatizado con ralladura de limón, pero se puede sustituir perfectamente por ralladura de naranja o mandarina, vainilla, canela o una mezcla de especias. 

Fuente: Adaptación del libro Magdalenas de Xavier Barriga.

Muchas gracias por leerme. Nos vemos aquí el viernes que viene con una receta nueva y todos los días en instagram. ¡Sed felices! 😊

Leer más...

26/3/21

Pan de maíz y centeno en panificadora

Cada vez que preparo un pan en panificadora pienso en lo poco sexis que son. Siempre con la misma forma, sin una corteza crujiente y nada fotogénicos. Comparados con sus «hermanos» horneados en piedra, cocotte o cloche parece que poco pueden hacer para competir. Entonces, ¿por qué preparar pan en panificadora?  

Me declaro una fan absoluta de este sencillo electrodoméstico (que no pequeño). La mía tiene más de 10 años y no me ha dado más que alegrías. Puedes preparar muchos tipos de panes caseros (blancos, integrales, brioches...), amasar (masa de pizza, masa brisa, pasta...), hornear bizcochos, cocinar mermeladas e incluso hay quien elabora recetas saladas. Es una muy buena alternativa si no tienes cerca panaderías con pan de calidad o si te quieres introducir en el mundo del pan casero. Una de mis programas favoritos es el de amasado con leudado ya que al mantener una temperatura constante, las masas suben muy bien incluso en entornos fríos. ¿Contras? Para mí uno: no trabaja bien con masas de alta hidratación, por lo que no es recomendable que el porcentaje de agua en una receta supere el 60%. 

Esta «mini oda» a la panificadora es para contaros que aunque amaso y horneo pan utilizando diferentes métodos nunca he dejado de usar la panificadora. Los días de mucho frío en los que parece que un pan no va a subir nunca, de mucho calor cuando encender el horno es casi una tortura o aquellos en los que no tienes tiempo para estar pendiente del pan, son perfectos para tener la panificadora cerca. 

Después de esta larga introducción, vamos a por la receta de la semana: un pan de maíz y centeno en panificadora. 


PAN DE MAÍZ Y CENTENO

Ingredientes

  • 375g agua
  • 1 cucharadita sal
  • 10g aceite de oliva virgen extra
  • 310g harina de fuerza
  • 250g harina de maíz 
  • 60g harina de centeno integral
  • 1 cucharadita de levadura seca para pan

Preparación

  1. Colocamos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora en el orden en el que aparecen en la receta. 
  2. Seleccionamos el programa de pan francés, 1000g, tostado medio. 
  3. Cuando acabe el programa, sacamos el pan de la cubeta y lo dejamos enfriar en una rejilla. 

Observaciones

  • La harina de maíz para esta receta es la «amarilla», no la harina fina de maíz (tipo maizena) ni la harina P. A. N. que se utiliza para elaborar tortillas. 
  • Si vuestra panificadora no tiene el programa de «pan francés» se puede utilizar el de «pan blanco» o «pan básico». Utilizo el programa de «pan francés» porque los leudados son un poquito más largos.
  • Mi panificadora es pequeña, con una capacidad máxima para panes de 1000g. Si tenéis una panificadora más grande, como la del lidl, os aconsejo aumentar la cantidad de ingredientes de manera proporcional. 
  • El pan queda bajito y compacto, nada que ver con un pan blanco, es normal, hay que tener en cuenta que la harina de maíz no tiene gluten.
  • Se puede retirar la pala amasadora del pan para que no se quede incrustada justo antes del último levado. No puedo indicar el momento exacto ya que depende de la duración del programa de pan en cada panificadora.
  • Puedes encontrar más recetas para panificadora en mi blog clicando aquí.  
Muchas gracias por leerme. Nos vemos aquí el viernes que viene con una receta nueva y todos los días en instagram. ¡Sed felices! 😊 
Leer más...

19/3/21

Crema de avellanas y chocolate sin azúcar

¡Hola! ¿Cómo ha ido la semana? Espero que bien. 😊 Os traigo una receta que aunque a primera vista pueda parecer dulce, no lo es en absoluto. 


La crema que comparto hoy no es una nutella ni quiere parecerse, es mi versión favorita de la crema de avellanas y chocolate. Para prepararla sólo se necesitan dos ingredientes: avellanas y cacao. Y un aviso a navegantes y navegantas, es para amantes del cacao puro. A mí me encanta untarla en unas tostadas de pan casero, ponerle encima rodajas de plátano y espolvorear canela, ummm. 😋

Os dejo la receta para thermomix o para cualquier robot batidor o picador, sirve perfectamente el accesorio de un minipimer, pero si es pequeño recomiento reducir los ingredientes hasta la mitad para no forzar en exceso el motor.  

CREMA DE AVELLANAS Y CHOCOLATE 

Ingredientes

  • 400g avellanas tostadas y peladas 
  • 30g cacao puro en polvo sin azúcar
  • Canela o vainilla para aromatizar (opcional)

Preparación (en thermomix)

  1. Colocamos las avellanas en el vaso y programamos 2 min/vel. 6. Bajamos los restos del interior del vaso son ayuda de una espátula. 
  2. Programamos 2 min/vel. 8. Bajamos de nuevo los restos del interior del vaso son ayuda de la espátula. 
  3. Añadimos el cacao en polvo, la canela y la vainilla y programamos 30 seg/vel. 8.
  4. Guardamos la crema en un frasco hermético y la conservamos en la nevera.

Preparación (sin thermomix)

  1. Colocamos las avellanas en el vaso del robot y trituramos hasta conseguir una crema muy suave, como mantequilla. Podéis ver un vídeo de cómo hacerlo aquí.  
  2. Añadimos el cacao en polvo, la canela o la vainilla (opcional) y trituramos de nuevo hasta que se integren bien. 
  3. Guardamos la crema en un frasco hermético y la conservamos en la nevera.
Observaciones

  • Es importante pelar bien las avellanas para que no quede una crema amarga. 
  • Puedes aromatizar la crema con lo que más te guste: canela, vainilla, ralladura de naranja o de limón, mezclas de especias, etc.
  • Se puede preparar con otros frutos secos tostados como almendras o cacahuetes. 
  • Si quieres acostumbrarte poco a poco a tomar una crema como esta pero te cuesta prescindir del dulce, puedes añadir azúcar a la mezcla: empieza con un par de cucharadas y ves reduciendo la cantidad progresivamente. La receta no funciona bien ni con miel, sirope o dátiles, cambia la textura y no queda tan rica.
  • La crema se conserva durante 2 o 3 semanas en la nevera.


Muchas gracias por leerme. Nos vemos
aquí el viernes que viene con una receta nueva y todos los días en instagram. ¡Sed felices! 😊

Leer más...

12/3/21

«Castagnole»

Se acerca la Semana Santa y en las panaderías y pastelerías nos «invaden» los buñuelos. Tienen un nosequé, queseyó que los hace súper apetecibles. Será que todas las masas fritas recubiertas de azúcar nos encantan. Y si son pequeñas, de bocado, mucho mejor. 

Existen infinidad de recetas pero todas tienen en común que son dulces pequeños, elaborados con ingredientes sencillos que tenemos habitualmente en la despensa como los huevos o la harina. 

Las castagnole son unos buñuelos de origen italiano tradicionales del carnaval. Se llaman así porque son parecidos a las castañas y, aunque se toman en toda Italia, son típicos de la región de Emilia Romaña. Su origen es muy antiguo, las primeras recetas se remontan al 1700.


CASTAGNOLE

Ingredientes

  • Ralladura de medio limón
  • 30g azúcar 
  • 80g yogur griego
  • 1 huevo
  • 1 chorrito de anís
  • 150g harina
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva arbequina virgen extra para freir
  • Azúcar para rebozar los buñuelos

Preparación

  1. Mezclamos la ralladura de limón con el azúcar, así conseguimos extraer el máximo de aroma al limón. 
  2. Añadimos el huevo y batimos bien con unas barillas hasta que casi haya doblado su tamaño. 
  3. Incorporamos el yogur y el anís.
  4. Agregamos la harina tamizada, la levadura y la pizca de sal. Mezclamos, con movimientos envolventes, con ayuda de una lengua. Lo justo hasta que la harina se incorpore y tengamos una masa compacta y ligeramente pegajosa. 
  5. Calentamos el aceite a fuego suave. 
  6. Formamos bolas pequeñas con la masa y las freímos. 
  7. Rebozamos las castagnole con azúcar.


Observaciones
  • Con estas cantidades salen unos 20-25 castagnole. 
  • He utilizado «harina común» de la marca gallo, es la que más me gusta para los dulces fritos. 
  • La masa también se puede aromatizar con ralladura de naranja o vainilla.  
  • Se pueden formar las bolas con las manos engrasadas en aceite o bien, como me gusta hacerlo a mi, con dos cucharas. Para que la masa no se pegue a las cucharas, mojarlas en el aceite en el que vamos a freir los buñuelos.
  • Para freir se puede utilizar otro tipo de aceite, como el de girasol, pero yo prefiero el aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina.
  • Si el azúcar no se pega en los buñuelos, podéis remojarlos en un poco de anís. 


Fuente: adaptación de Aliter Dulcia.

Si te gustan los buñuelos, también te pueden interesar estas otras recetas que tengo publicadas en el blog: 

Muchas gracias por leerme. Nos vemos aquí el viernes que viene con una receta nueva y todos los días en instagram. ¡Sed felices! 😊



Leer más...

5/3/21

He vuelto y tengo una receta nueva: Pan en «cocotte»

¡Hola! ¡Cuánto tiempo sin escribir en el blog! No se si todavía habrá alguien al otro lado de la pantalla, pero a los que habéis llegado hasta aquí, gracias.  

Son muchos los motivos que me llevaron a casi abandonarlo, demasiados para explicarlos en un único post. 

Soy de las que piensa que la cocina a menudo es un reflejo de como nos sentimos. Cuando estamos tristes o desmotivados, no nos apetece cocinar o lo que que preparamos no queda como nos gustaría. En cambio, cuando estamos felices y animados, nos encanta probar recetas nuevas y todo nos sabe mejor. A veces, la cocina también es terapéutica, nos relaja, nos conforta y nos ayuda a desarrollar nuestro lado más creativo. 

El blog es ese espacio donde puedo compartir mis recetas favoritas, las que no me canso de repetir y que forman parte de mi recetario personal. 

He vuelto y espero que me acompañéis en mi nuevo recorrido en este pequeño blog donde cada viernes compartiré con vosotros/as una receta nueva.

Hace algunas semanas salieron a la venta en lidl ollas de hierro fundido. De los dos modelos que sacaron, el pequeño de 2.8 L, encajaba con la medida que hacía tiempo que quería, así que viendo que era mucho más económica que una de Le Creuset me lancé en su busca. 

Suerte que en ese momento no teníamos confinamiento municipal, que sino me quedo sin ella, en Sabadell no había ni una. ¡Hasta Terrassa tuve que desplazarme para comprarla!

La olla no es como una de Le Creuset, los acabados son parecidos pero no iguales. Además, la de lidl hay que «curarla» antes de poder cocinar con ella. Pero si comparas los 30€ que cuesta la del lidl con los más de 200€ de una de Le Creuset, vale la pena la compra.

He preparado varias recetas en la olla, pero el pan... ummm... Si tenéis una olla de este tipo tenéis que probarlo, queda espectacular. 

PAN EN COCOTTE

Ingredientes

  • 350g harina de fuerza
  • 10g harina de centeno
  • 10g aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 cucharadita sal
  • 1/2 cucharadita levadura seca para pan
  • 210g agua

Preparación

  1. Mezclamos bien los ingredientes y los amasamos hasta obtener una masa homogénea. 
  2. Formamos una bola con la masa, la colocamos en un bol aceitado, la cubrimos y la dejamos fermentar en la nevera 72h. 
  3. Sacamos la masa de la nevera y la dejamos que se atempere, al tocarla no tiene que estar fría. El tiempo necesario dependerá de la temperatura ambiente.  
  4. Ponemos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y le damos forma de bola. 
  5. Colocamos el pan en un banetón redondo y lo cubrimos con un paño. Lo dejamos reposar hasta que casi doble su tamaño. 
  6. Mientras, encendemos el horno a 230º C, con calor abajo, y ponemos dentro la cocotte con la tapa para que se vaya calentando. 
  7. Volcamos el pan sobre un papel de horno, le hacemos unos cortes con una cuchillo de sierra, cuchilla o similar.
  8. Sacamos la cocotte del horno y ayudándonos del papel de hornear ponemos el pan dentro de la cocotte. Tapamos la cocotte y la metemos de nuevo en el horno. 
  9. Horneamos el pan a 230º C, con calor abajo, durante 50 minutos. 
  10. Paramos el horno y dejamos la cocotte dentro 5 minutos más con la puerta abierta. 
  11. Sacamos el pan de la cocotte y lo dejamos enfriar sobre una rejilla mientras nos deleitamos con el sonido de la corteza craquelándose y el aroma de pan recién horneado.

Observaciones

  • El pan se puede amasar a mano, en thermomix, en kitchenaid o en panificadora. No importa si no queda bien amasado, la gracia de este pan es la fermentación en frío. De hecho, la ventaja de fermentar en frío es que hace el trabajo de amasado por nosotros/as, aunque solo mezclemos un poco los ingredientes y casi ni amasemos, el resultado será estupendo.   
  • La levadura seca se puede sustituir por 10g de levadura fresca para pan.
  • A mí me gusta fermentar la masa en frío durante varios días para que el pan tenga más sabor, pero con 24h es suficiente.  


Muchas gracias por leerme. Nos vemos
aquí el viernes que viene con una receta nueva y todos los días en instagram. ¡Sed felices! 😊

Leer más...
 
Subir