23/12/11

¡Feliz Navidad!


Aprovenchando las fiestas me retiro unos días para descansar. Os dejo los links de todas las recetas navideñas que tengo publicadas en el blog para que los tengáis más a mano.
Nos vemos a vuelta, ¡disfrutad y sed felices!


Menú Navideño

Leer más...

21/12/11

Bailey's Cheesecake

Esto es un pedazo de postre, de esos con lo que dejas pasmados a tus invitados y no paran de preguntarte si de verdad lo has hecho tu porqué parece de auténtico profesional. Y por si fuera poco, es facilísimo, se puede congelar y te gustará aunque no te gusta el bailey's, palabra de aprendiz de panadera.

Así que si aun no habéis decidido que postre vais a preparar para esa comida navideña que os toca organizar en casa aquí os dejo una propuesta que espero que os guste.


Bailey's Cheesecake
 
BAILEY'S CHEESECAKE

Ingredientes (4 unidades)

Para la base de galletas
  • 60g galletas integrales (digestive, flora fibra, gullón diet...)
  • 40g mantequilla
Para el mousse de Bailey's
  • 2 hojas de gelatina
  • 100ml nata para montar (35,1% MG)
  • 200g queso philadelphia
  • 50g azúcar glass
  • 50ml Bailey's
Además
  • Dulce de leche para decorar
  • 1 lámina de acetato transparente (DIN A-4) para hacer los moldes
  • Papel de horno
Elaboración
  1. Cortamos el acetato en 4 tiras, hacemos un cilindro con ellas y las sujetamos con celo. Colocamos los cilindros sobre papel de horno.
  2. Trituramos las galletas. Lo ideal es una pequeña picadora o robot de cocina (como el que acompaña a los minipimers).
  3. Fundimos la mantequilla en un cazo a fuego muy bajo para evitar que se queme y le añadimos las galletas. Mezclamos con una cuchara hasta que esté todo bien integrado.
  4. Repartimos la masa en los moldes. Para que nos quede la base plana y cubriendo toda la superficie, lo mejor es chafarla poco a poco con ayuda de una mano de mortero. 
  5. Enfriamos la masa en la nevera para que coja cuerpo mientras preparamos la mousse.
  6. Ponemos la gelatina en agua para que se hidrate.
  7. Semi montamos la nata y reservamos.
  8. Batimos el queso philadelphia con el azúcar hasta que esté cremoso.
  9. Calentamos el Bailey's unos segundos en el microondas e incorporamos las hojas de gelatina. Removemos hasta que la gelatina esté completamente disuelta.
  10. Añadimos el Bailey's a la philadelphia y mezclamos con una espátula de silicona hasta que esté todo bien integrado.
  11. Incorporamos la nata semi montada a la mezcla anterior en dos veces,  integramos con una espátula de silicona con movimientos suaves de abajo a arriba procurando no mezclar en exceso para que no se baje la nata. Ya tenemos la mousse lista.
  12. Repartimos la mousse en los moldes y dejamos enfriar en la nevera un mínimo de 4 horas, mejor si es de un día para otro.
  13. Desmoldamos y antes de servir decoramos con dulce de leche.

Bailey's Cheesecake
 
Observaciones
  • El acetato transparente. El más fácil de conseguir es el plástico transparente que se usa para las encuadernaciones. No es el más ortodoxo pero funciona y se puede comprar en papelerías.
  • En cuanto a las galletas de la base, podéis usar las que más os gusten. Yo he probado varías y mis favoritas para hacer la base son las gullón diet-fibra sin azúcares añadidos, pero una buena maria también sirve.
  • En lugar de cheesecakes individuales se puede preparar una tarta grande. Para un molde de 20cm de diámetro solo tenéis que doblar la cantidad de los ingredientes. Pero dado que es Navidad, yo os aconsejaría que intentéis hacerlas individuales, a nivel de presentación no hay color.
  • Podéis congelar las tartas una vez que la gelatina haya cogido cuerpo. Para descongelar, ponerlo en la nevera unas 12h antes de que se vayan a consumir. No descongelar a temperatura ambiente, ya que al se una tarta de queso tipo mousse perdería textura.
  • Un truco para desmoldar las individuales fácilmente. Cortamos el celo con un cuchillo (una puntilla) bien afilada. Con una mano cogemos la lámina de acetato y con la otra colocamos la hoja de cuchillo como si quisiéramos pasarlo por alrededor de la tarta, pero en lugar de eso vamos tirando poco a poco del acetato como si lo desenrollaramos. El cuchillo despegará la tarta de la lámina y la forma de nuestro cheesecake quedará perfecta.
  • Otras opciones para decorar la tarta: chocolate caliente, frambuesas, salsa de caramelo...
Y a disfrutar!!!
Leer más...

19/12/11

Aprendiendo a hacer pan: la panificadora

Una de las consultas que recibo con mayor frecuencia y que me resulta más complicada de responder es qué panificadora comprar. Realmente es muy difícil decidir cuál es mejor ya que dependerá un poco de vuestras necesidades y de vuestro presupuesto.

Aprovechando que la Navidad está a la vuelta de la esquina y que es muy probable que algunos de vosotros estéis pensando en pedírsela a los reyes, ahí van algunos consejos que os pueden ayudar a decidiros.

1. Una panificadora, ¿y eso que es?

Una panificadora es un electrodoméstico que elabora pan. Cuando digo que elabora me refiero a que tu introduces todos los ingredientes y ella solita, amasa y hornea. Y si, TODAS las panificadoras hornean pan.
Casi todas las panificadoras que se encuentran en el mercado tienen los mismos componentes básicos: la carcasa, una cuba o cubeta, una o dos palas amasadoras, un vaso medidor y una cuchara medidora. 

2. El tamaño no importa

Cuando empecemos a buscar panificadoras domésticas nos encontraremos, principalmente, con dos tamaños diferentes:
  • Pequeñas: permiten hacer panes de 500g hasta 1000g.
  • Grandes:  permiten hacer panes de 750g hasta 1250g.
Se distinguen fácilmente entre ellas, el tamaño de la cubeta y de la panificadora en general las delata. Otro detalle a tener en cuenta es que las grandes cuentan con dos palas amasadoras y las pequeñas con una.

¿Qué tamaño es mejor? Todo depende. Si nuestra intención es preparar panes pequeños o amasar poca cantidad de masa, una panificadora pequeña sería una opción perfecta. Si por el contrario en casa sois muchos de familia o muy panarras, quizás la mejor opción sea la de mayor tamaño.

¿Mi panificadora? La mía es la más pequeña y básica de moulinex, me resulta muy práctica ya que normalmente preparo panes de 500g. Prefiero hacerlos más pequeños y variar más a menudo.

3. Qué panes se pueden preparar

Las panificadoras, sean de la marca y del tamaño que sean, tienen los mismos programas básicos:
  • Pan blanco o básico 
  • Pan integral 
  • Pan dulce o azucarado
  • Amasado o masas subidas o masas 
  • Horneado

En función de la marca y del modelo podéis encontrar otros programas como:
  • Pan sin gluten 
  • Pan francés
  • Pan rápido
  • Pan sin sal
  • Baguette
  • Pasta
  • Mermelada
  • Bizcocho
  • Etc.

Las recetas para panificadora que tengo publicadas en el blog se pueden realizar con los programas básicos, es decir, son aptas para todas las panificadora. Ahora bien, la forma del pan dependerá del tamaño de vuestra cubeta.

4. ¿Es cara una panificadora?

Actualmente la oferta en el mercado es muy amplia, mucho más que cuando yo me compré la mía, y encontraréis panificadoras desde 45€ hasta lo que estéis dispuestos a gastar.
No las más caras son las mejores y a menudo se encuentran ofertas en tiendas de electrodomésticos y en internet, es cuestión de buscar y comparar para decidir la que mejor se ajusta a nuestras necesidades.

5. ¿Es fácil de usar y limpiar?

Una panificadora es muy fácil de usar. Tan solo hay que colocar los ingredientes en la cubeta, primero los líquidos (agua, leche, aceite, huevo...) y luego los sólidos (azúcar, sal, harina y por último la levadura), seleccionar el peso, el nivel de tostado y el programa, conectar y listo. En poco más de 3 horas tendrás un pan recién hecho.

El tema limpieza cada fabricante lo concreta en su manual de intrucciones, pero como norma general las cubetas no se pueden meter en el lavavajillas. Se limpia con agua caliente, jabón y una esponja o estropajo suave. El jabón y el estropajo con moderación para no eliminar la capa antiadherente de la cubeta. De hecho muchos fabricantes recomiendan limpiarla sólo con agua si no se preparan panes con grasas (aceite, mantequilla).

6. Las marcas
No he probado las panificadoras de todas las marcas que hay en el mercado, ya que hay infinidad de marcas y modelos, de hecho de primera mano tan solo he usado la mía y la biffinet del lidl. Aun así os dejo un listado con las panificadoras que yo valoraría si tuviera que comprarme una.
- Panificadoras moulinex. De la mía (en la foto, la de la izquierda) sólo puedo hablar maravillas, la relación calidad-precio me parece muy buena y, con casi toda seguridad, repetiría. Tiene tres modelos, el básico (el mio), uno más moderno y la panificadora baguette con un accesorio que permite hornear pequeñas baguettes.


- Panificadora lidl. La panificadora del lidl, antes biffinet ahora silvercrest, es una de las más populares. Es de las grandes y sale muy bien de precio. Existen diferentes modelos. Lo malo, que solo la ponen a la venta 2 ó 3 veces al año. Su precio, unos 50€ en las últimas ofertas. Ojo con el recetario, si no lo han cambiado en las últimas versiones, los panes no quedaban bien.
 
 
- Panificadoras kenwood. Actualmente tienen cuatro modelos en el mercado. Los precios varían en función del modelo.
 
 
- Panificadora taurus. Es muy básica y económica.
 
 
- Panificadoras princess. Si bien princess es una de mis marcar favoritas en electrodomésticos, en mi opinión creo que resultan caras respecto a otras del mercado.
 



Como podéis ver, la oferta actual de panificadora es extensa, ya que además de estas existen otras marcas en el mercado, como tefal, philips, palson, etc. que hacen que la elección resulte aun más complicada.
Sólo espero que este post os ayude, aunque sea un poquito, y que os animéis a hacer pan en casa, pero como digo yo siempre, tened cuidado, qué engancha!!!



Leer más...

18/12/11

El Croissant de La Cerdanya

Croissant de La Cerdanya
 
No suelo publicar posts de este tipo, de hecho, si la memoria no me falla, es el primero que voy a dedicar exclusivamente a hablaros de un producto sin hacer receta alguna, pero es que el croissant está tan bueno que no he podido resistirme.

Desde siempre mi producto de bollería favorito han sido los croissants.Ni las cocas, ni los brioches, ni las palmeras, ni las magdalenas... a mi donde se me ponga un buen croissant que se quite lo demás. De hecho, uno de mis desayunos perfectos, tengo dos, es el que puedes hacer con calma, con tu zumo de naranja recién hecho, un croissant de mantequilla y un café con leche. Suena bien, ¿verdad? Y pinta mejor si es con un buen croissant, el problema, que la mayoría de croissants que puedes comprar no saben a nada, son una especie de masa insulsa pintada con alguna gelatina pegajosa para que tengan buen aspecto.

A mediados del mes de noviembre L'Obrador se puso en contacto conmigo para invitarme a la presentación de su nuevo Croissant de La Cerdanya, elaborado con mantequilla con denominación de origen, pero como dicha presentación coincidía con mi horario laboral me fue imposible asistir. Desde L'Obrador muy amablemente y dado que no había podido ir a la presentación, me ofrecieron una bandeja de croissants para que la probara sin pedirme nada a cambio. Recalco lo de sin pedirme nada a cambio porqué si hay algo que no voy a hacer, aunque me lo han propuesto en alguna ocasión, es cobrar por hablar de un producto que no he probado o compremeterme con una marca para hablar de un determinado producto en blog. Como blogger me gusta y me alaga que un marca se ponga en contacto conmigo para probar uno de sus productos, pero no publicaré un post en este blog sólo porqué una marca me lo pida. Dicho esto voy a hablaros un poquito del croissant.

Croissant de La Cerdanya
 
El croissant de La Cerdanya es una creación del maestro panadero Pere Roche elaborado artesanalmente con mantequilla D.O.P. Alt Urgell-Cerdanya, masa madre y una lenta fermentación para conseguir una textura ligera y hojaldrada y un sabor delicado y fresco. La mantequilla con la que se realiza el croissant procede de leche de vaca frisona de los pastos de la Sierra del Cadí y es la única del Estado español que cuenta con la Denominación de Origen Protegida Alt Urgell - Cerdanya, comarcas del Pirineo Catalán, distintivo que garantiza el origen de la leche y su proceso de elaboración tradicional.

Existen tres versiones del croissant: el clásico, el de chocolate negro para los más golosos y el de cereales y espelta, elaborado con harinas de espelta, centeno, trigo y avena, rebozado con semillas de lino, sésamo, pipas de girasol y avena. Resulta difícil decidir cuál de ellos está más bueno.


Si teneis un L'Obrador cerca os animos a dejaros tentar por su Croissant de La Cerdanya y luego me contáis si os gustó. Seguro que no os va a decepcionar.
¡Ah! Que no se me olvide, las fotos me las ha cedido L'Obrador muy amablemente, ya que a la bandeja no llegué a tiempo para hacérselas, ¡volaron!

Croissant de La Cerdanya
 
Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C.
Leer más...

14/12/11

Galletas de nutella y avellanas

Galletas de nutella y avellanas
 
Qué duro se está haciendo el fin de año. Cada día me cuesta más encontrar tiempo para publicar recetas, ¿os pasa a vosotros también? Confieso que me da un poco de rabia pues me encantaría poder compartir muchisimas más cosas en el blog, pero no llego a todo, que le vamos a hacer.

Mientras voy preparando alguna entrada navideña os dejo otra de las recetas de galletas del taller de Mireia Carbó. Como todas las propuestas de Mireia, estas galletas son fáciles y deliciosas, se hacen un plis-plas, y no hay nada mejor que una deliciosa galleta casera.

La masa de estas galletas se puede hacer con un robot, pero como Mireia  en su taller las hizo a mano y a mi me parecieron sencillas, yo las he preparado igual, demostrando así  que no es necesario disponer de complejos y carísimos robots para poder disfrutar de una delicia como esta con el café. Vamos ya con la receta.

Galletas de nutella y avellanas
 
GALLETAS DE NUTELLA Y AVELLANAS

Ingredientes
  • 100g mantequilla pomada
  • 100g azúcar
  • 50g nutella
  • 1 huevo
  • 200g harina de repostería
  • Para decorar: nutella y avellanas enteras tostadas
Elaboración
  1. Con unas barillas batimos la mantequilla pomada, el azúcar, la nutella y el huevo hasta que la masa sea uniforme.
  2. Incorporamos la harina tamizada y mezclamos con una espátula hasta que toda la harina se haya integrado.
  3. Ponemos dos trozos de papel film sobre la superfície de trabajo. Colocamos la mitad de la masa, aproximadamente, sobre cada trozo, la envolvemos y le damos forma de churro (yo le dí forma de rectángulo).
  4. Enfriamos la masa en la nevera hasta que coja cuerpo.
  5. Cortamos la masa en rodajas de medio centímetro de grosor aproximadamente. En el centro ponemos una gota de nutella y una avellana tostada y pelada.
  6. Horneamos a 180º-190º durante unos 10 minutos o hasta que estén doradas.
  7. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Galletas de nutella y avellanas
 
¿Os han gustado las galletas de nutella? Si aun no habéis probado las galletas de coco no las dejéis pasar, ¡son fabulosas!
Leer más...

6/12/11

Pan integral con buttermilk y nueces

Por fin una receta de pan! Esta se ha hecho de rogar, entre las galletas de  coco de la Mireia, las tartaletas de calabaza para Halloween, los panellets para la Castanyada, los financiers para aprovechar las claras de las galletas, el lemon yogur bundt cake para el National Bundt Day y mi escapada a Dublín han pasado dos meses desde mi última receta de pan, el pan inopia.

Para compensar os dejo un pan sencillísimo, de esos que no necesitan ni masa madre ni prefermentos, de los que se preparan siguiendo un método directo.  La única dificultad que podéis tener es conseguir el buttermilk, ya que desde hace algun tiempo no está disponible en todos los lidl (yo ya no lo encuentro). En mi caso lo compro en Alcampo, pero si no tenéis ninguno cerca siempre lo podéis hacer vosotros mismos mezclando una cucharadita de zumo de limón o vinagre por cada 250ml de leche, remover y dejar reposar unos 10 minutos, el buttermilk estará listo para usar.

Pan integral con buttermilk y nueces

PAN INTEGRAL CON BUTTERMILK Y NUECES

Ingredientes
  • 350g buttermilk
  • 1 cucharadita de sal
  • 20g miel
  • 1 cucharada de aceite de nuez
  • 160g harina de fuerza
  • 340g de harina integral (trigo, centeno o una mezcla de ambas)
  • 10g levadura fresca
  • Un puñado de nueces
Elaboración
  1. Amasamos todos los ingredientes, menos las nueces, hasta que la masa sea elástica. Cuando esté a punto de finalizar el amasado incorporamos las nueces.
  2. Pulverizamos la masa con agua para que no forme costra, la cubrimos con un paño y la dejamos reposar hasta que doble su volumen, 1 1/2h aproximadamente.
  3. Volcamos la masa sobre una superficie enharinada y le damos forma de bola o de batard. 
  4. Colocamos el pan en un banetón y lo dejamos reposar hasta que haya doblado su volumen, entre 1h y 1 1/2h.
  5. Horneamos en piedra con vapor a 210-230º durante 50 minutos o hasta que esté dorado.
  6. Dejamos enfriar complemente sobre una rejilla.

Pan integral con buttermilk y nueces
Leer más...

29/11/11

Fin de semana en Dublín

Phoenix Park
 
¡Por fin he tenido tiempo de ponerme a escribir el post de Dublín! ¡Tenía muchas ganas de compartirlo con vosotros! Los que me seguís a través de mi página de facebook ya sabéis que muy recientemente he hecho una escapada de fin de semana a la bella ciudad de Dublín, y digo recientemente, porqué en mi cabeza aun voy tarareando algunas de las canciones que escuché en los pubs ;)

Era un destino que tenía pendiente visitar desde hacía más de tres largos años.  Mi idea inicial era escaparme un verano y recorrer toda Irlanda en coche, pero por esas cosas que a veces pasan en la vida decidimos dejar la visita a la isla para más adelante y hacer una primera toma de contacto con una escapada a Dublín, una escapada que he de confesar que se me ha hecho muy muy corta.

Dublín es una de esas ciudades en las que nada más llegar te sientes como en casa. Es agradable y acogedora. Sus gentes son amables a más no poder, ¡es tan fácil relacionarse allí! Da igual si estás en un restaurante, en un pub, cogiendo un taxi o si necesitas ayuda, siempre te atienden con una sonrisa y con una calidez que, sinceramente, he encontrado en pocos lugares del mundo.
Para los que habléis inglés y os de miedo el acento irish, no sufráis, se entiende, no tardaréis demasiado en captar su sonoridad. Os lo dice una que aunque ha estudiado en escuela oficial, algun título se ha sacado y no tiene verguenza alguna en hablar en inglés (de hecho me pongo mosca cuando viajamos si no me dejan hablar a mi ;) aun tiene dificultades de comprender algunas series en inglés.

Se me hace dificil explicar en un post todas las vivencias que he tenido en Dublín, han sido muchas, muy variadas y todas ellas positivas. Así que como esto es un blog gastronómico, me centraré en todo lo relacionado con la comida. 

El primer día, nada más llegar, aterrizamos en un pequeño restaurante situado en una callecita perpendicular a la transitada Grafton Street, Kitchen. Con una pequeña carta pero completa ya nos empezamos a hacer a la idea de lo deliciosa que resultaría la comida irlandensa. Lo mejor de este restaurante son los platos del día elaborados con verduras, pescados y carnes frescas; sin olvidarnos de los postres. Yo probé el típico apple pie irlandés, una deliciosa tarta tibia de manzana con un toque ácido que contrasta con la masa quebrada dulce y el helado de vainilla, ¡ummmm! Además puedos deciros que me comí la mejor butternut squash soup que he probado, ligeramente picante, servida en un gran plato de madera, con pan de soda casero y mantequilla de la buena, ¿porqué no servirán aquí así las sopas?


Apple pie, Kitchen  
 
Lo mejor para reponer fuerzas por la tarde es ir a una de las muchas cafeterías dublinesas. Mi favorita, Bewley's Grafton Street Café, es la cafetería más antigua de Dublín. Fundada por Ernest Bewley en noviembre de 1927 ha sido punto de encuentro de artistas y escritores. El café posee una gran belleza aquitectónica, destacan especialmente las vidrieras diseñadas por Harry Clarke.


Gold Blend Tea, Bewley's  
 
Los pubs. Lugares de encuentro, centro de la vida social, y donde se encuentra la mejor comida de Dublín. Ni que decir tiene que el famoso The Temple Bar es más que una visita obligada, un lugar donde disfrutar de buena musica y buen ambiente, y si tenéis un poco de suerte (yo la tuve) disfrutaréis como nunca con el guitarrista Dave Browne, el guitarrista que este año consiguió batir el récord guinness de la marathon de guitarra tocando más de 114h seguidas. 

Otro pub muy popular situado en la zona de Temple Bar es Gogarty's (Oliver St. John Gogarty). Lo mejor de este pub son sus diferentes ambientes y su restaurante con platos tradicionales irlandeses como el irish stew, el guinness bread, el fish and chips o su bailey's cheesecake. Aviso que el restaurante es caro, pero vale la pena, yo probé el fish and chips, un platazo enorme, como podéis ver en la foto, con un lomo de pescado blanco de más de medio quilo cocinado al punto, acompañado de un super cubo de patatas fritas caseras, puré de guisantes, patatas al vapor y salsa tártara. ¡Fuimos incapaces de acabarnos el plato! Lo mejor de este pub es que puedes esperar en una de sus salas con música en directo tomándote una guinness mientras esperas tu mesa, en la primera planta suele haber música "más actual" y en la segunda música tradicional.


Fish&Chips, Gogarty's  
 
¿Qué es lo más famoso de Irlanda? Está claro verdad, la Guinness. Seas o no amante de la cerveza, a mi no me gusta demasiado, una visita a la Guinness Storehouse es toda una experiencia. Te explican paso a paso el proceso de elaboración de la cerveza activando todos tus sentidos, el ambiente del Storehouse es una invitación al desarrollo de nuestras inteligencias múltiples, luz, color, olor, sabor, sonido... todo te envuelve para entrar dentro del mundo Guinness. Casi me atrevería de decir que lo mejor de toda la visita el el Gravity Bar, desde donde tienes una vista de 360º de la ciudad de Dublín mientras disfrutas de una pinta, es un lugar perfecto donde relajarse.

En algun lugar leí que en los restaurantes Guinness Storehouse del servían un delicioso beef&guinness stew y como dió la casualidad de que estábamos de visita en la fábrica a la hora de comer, nos lanzamos a probarlo. Debe de ser que me encantan los guisos de cuchara y de que he disfrutado mucho de la comida irlandesa, pero a mi me pareció una auténtica delicia. Cocinado en grandes ollas de Le Creuset a fuego lento, acompañado de champ, un puré de patatas que está de guarnición en la mayoría de platos, y con una ternera tan tierna que se deshacía en la boca a mi me sabió a gloria.

Beef&Guinness Stew, Guinness Storehouse  
 
No quiero acabar mi recorrido por los pubs sin hablaros de O'Neill's.  Situado a pocos metros de Grafton Street y de la escultura de Molly Malone, tienen un delicioso bufet de comida típica irlandesa a buen precio abierto hasta altas horas de la noche, además de ofrecer música en directo a diario.

En Dublín siempre hay tiempo para las compras. Como se que os gustan los libros de cocina, si visitáis la ciudad reservaos tiempo para visitar las librerías del centro, las secciones de libros de cocina son para perderse en ellas. Pero si lo que queréis sin utensilios de cocina, no podéis abandonar la ciudad sin visitar avoca, ¡tiene de todo! libros de cocina, cupcake stands, moldes de todas las medidas y tipo, productos típicos, vajillas, tazas, cubiertos... ¡Los cupcakes stands son una monada y nunca he visto tantos juntos en una tienda! Los avoca cookbooks son 100% recomendables, no sólo son fantásticos por sus recetas sino por un estilismo más que cuidado, yo me compré A year at Avoca, y porqué iba con equipaje de mano que si no arraso!!!

Y me despido ya, que con este post me he extendido más que de costumbre, no sin antes comentaros que si después de este larguísimo post os habéis quedado con ganas de más os he dejado algunas fotos en mi galería de flickr. ¡Seguimos charlando a través facebook!

Leer más...

15/11/11

Lemon Yogur Bundt Cake

Lemon Yogur Bundt Cake
 
Hoy es 15 de noviembre y ¿qué tiene de especial? Pues que hoy se celebra el National Bundt Day, y no es una invención cualquiera, los de Nordic Ware tienen colgado en su web la proclama del Gobernador de Minnesota declarando el 15 de noviembre como el National Bundt Day. Así de especiales son estos dulces.

Desde que los probé me he hecho una auténtica fan, me gusta todo, su textura densa, su delicioso sabor, es casi imposible decidir cuál me gusta más, y por supuesto, me encantan esos fabulosos moldes de bellas formas y desmoldado perfecto.

Si sois habituales en la blogosfera seguro que ya sabéis lo que es un bundt cake, sino podéis descubrirlo aquí. Para ver la infinidad de diseños de bundt cake pans (moldes) Y podéis consultar la página oficial de nordic ware. Hasta hace poco era prácticamente imposible conseguirlos en España, mi primer molde lo traje de NY, pero ahora se encuentran con facilidad en muchas tiendas de internet y en El Corte Inglés. Seguro que os estáis preguntando porqué os hablo de los moldes, ¿verdad? Sencillo, un bundt cake no es un auténtico bundt si no se hornea en un molde de nordic ware, el resultado no es el mismo.

Con la receta de hoy me sumo a la propuesta de Food Librarian de hacer un Bundt Cake para el National Bundt Day. Espero que seamos muchos los que nos animemos y que llenemos la blogosfera de bundts!
 
Lemon Yogur Bundt Cake

LEMON YOGUR BUNDT CAKE

Ingredientes
  • 165g azúcar
  • 115g mantequilla
  • 3 huevos L
  • 170g yogur natural
  • Ralladura de un limón
  • 335g harina todo uso
  • 2 1/4 cucharaditas de levadura química
  • 3/4 cucharadita bicarbonato
  • 3/4 cucharadita sal
Elaboración
  1. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté esponjosa y cremosa.
  2. Añadimos los huevos y mezclamos bien.
  3. Incorporamos el yogur y la ralladura de limón. Batimos.
  4. Agregamos la harina tamizada, la levadura, el bicarbonato y la sal a la mezcla anterior. Mezclamos lo justo hasta que se integren los ingredientes.
  5. Volcamos la masa en un molde bundt de 10 tazas engrasado y enharinado.
  6. Horneamos a 180º durante 45 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo salga limpio.
  7. Dejamos enfriar nuestro bundt durante 10 minutos en el molde sobre una rejilla.
  8. Desmoldamos y dejamos enfriar completamente.

Fuente: Adaptación de Bundt Entertaining
 

Lemon Yogur Bundt Cake  
 
Mis otros bundts: 
Leer más...

6/11/11

Financiers

Financiers
 
Supongo que la mayoría de vosotros ya conocéis los financers, esos pequeños dulces de origen francés elaborados con claras de huevo y harina de almendras entre otros ingredientes. 
Hacía mucho tiempo que tenía ganas de prepararlos, pero me faltaba el molde, y en eso reconozco que soy un poco tiquismiquis. Creo que para algo cada preparación necesita sus utensilios y en el caso de los moldes no es los mismo hacerlo con "uno cualquiera" que con "el que toca".

El caso es que hara cosa de un par de meses salió una campaña en showroomprivé de moldes de silkomart a muy buen precio (con descuentos del 40-50% sobre el precio original), y como os podéis imaginar, no dejé escapar la oportunidad de adquirir algunos moldes, entre ellos, el de mini financiers
La verdad es que me he enganchado a estos pequeños bizcochos, me parecen una auténtica exquisitez para acompañar un café o un té. ¡Lo malo es que no puedes comer sólo uno!

Financiers
 
FINANCIERS

Ingredientes para 20 mini financiers
  • 60g mantequilla fundida
  • 60g azúcar
  • 30g harina de repostería
  • 30g almendras molidas (harina de almendras)
  • 1 cucharada sopera de frangelico (lícor de avellanas)
  • 60g claras de huevo
Elaboración
  1. Fundimos la mantequilla en el microondas.
  2. Añadimos el azúcar, la harina y la almendra molida y mezclamos con unas barillas.
  3. Agregamos el frangelico.
  4. Incorporamos las claras y batimos bien.
  5. Llenamos las cavidades del molde con la masa.
  6. Horneamos a 210º durante 10-15 minutos o hasta que estén dorados.

Fuente: Adaptación de la Guía completa de las técnicas culinarias de Le Cordon Bleu
 
Financiers
Leer más...

1/11/11

Panellets

Panellets
 
Tengo que confesaros que este año no me apetecía nada de nada hacer panellets, pero después de escuchar el programa de radio de Mireia Carbó, La cuina de Carbó, que el pasado viernes dedicó a este dulce tan popular, no me pude resistir a probar su receta de panellets. 
Son los más fáciles de hacer que de todos los que he probado hasta el momento, ¡con sus trucos ni los de piñones se resisten! Os aseguro que no hay nada peor que pelearse con los piñones para que se peguen al mazapán.

Panellets
 
PANELLETS

Ingredientes

Para el mazapán
  • 250g almendra molida
  • 250g azúcar glass
  • 50g agua
Para los panellets
  • 100g piñones
  • 100g almendra en cubitos
  • 3 cucharadas soperas colmadas de coco rallado
  • 2 cucharadas soperas de cacao puro valor
  • 1 huevo
Elaboración
  1. Empezamos preparando el mazapán. Ponemos la almendra y al azúcar en un bol y mezclamos. Añadimos el agua y trabajamos con las manos hasta hacer una bola (apenas se tardan un par de minutos). Envolvemos la masa en papel film y la dejamos reposar en la nevera unos 30 minutos.
  2. Dividimos la masa en 4 porciones. Una para cada sabor.
  3. Panellets de piñones: dividimos la masa en 12 porciones. Hacemos las bolitas. Nos pintamos las manos con huevo, cogemos una bolita y ponemos los piñones encima. Vamos haciendo de nuevo la bola y los piñones se van pegando poco a poco. El primer panellet cuesta, los últimos salen solos.
  4. Panellets de almendra: procedemos igual que con los de piñones pero en lugar de hacer bolitas, hacemos croquetas.
  5. Panellets de coco: a la porción de masa reservada añadimos 2 cucharadas colmadas de coco rallado. Trabajamos la masa para que se integre bien. Dividomos la masa en 8 porciones, les damos forma (montañitas o bolitas) y las rebozamos con coco rallado.
  6. Panellets de chocolate: a la porción de masa reservada añadimos el cacao. Trabajamos la masa para que se integre bien. Dividomos la masa en 6 porciones y les damos forma.
  7. Horneamos los panellets a 190º, con calor arriba y abajo, durante 10 minutos o hasta que estén dorados.
Observaciones
  • La receta original de Mireia Carbó la podéis ver aquí.
  • Con estas cantidades salen 12 panellets de piñones, 12 de almendra, 8 de coco y 6 de chocolate.
  • Al no llevar huevo, el mazapán puede prepararse con 2 ó 3 días de antelación.
  • Es conveniente hornear los panellets separados por sabores, ya que cada uno tiene un tiempo de cocción diferente. 

¡Más fotos de mis panellets en mi galería de flickr!
Leer más...

30/10/11

Halloween Pumpkin Pie

Halloween Pumpkin Pie

Este año además de los tradicionales panellets que os enseñaré en un par de días (con una nueva receta), he optado por poner una receta típica del cada vez más celebrado Halloween. La verdad es no que no me convence mucho esta fiesta, no porqué no la encuentre divertida o atractiva, sino porqué desgraciadamente la invasión comercial de las fiestas anglosajonas está haciendo perder muchas de nuestras tradiciones. Pero por una tarta tan buena como esta bien supongo que vale la pena hacer una excepción y dedicar un post a Halloween. De hecho, la tarta está tan buena, que yo no esperaría a Halloween para probarla.
 
Halloween Pumpkin Pie

HALLOWEEN PUMPKIN PIE

Ingredientes

Para la pasta quebrada
  • 200g harina de repostería
  • 1 cucharadita de sal
  • 100g mantequilla en dados
  • 2 cucharaditas de agua
  • 1 huevo
  • 3 cucharaditas de azúcar
Para el relleno
  • 400g calabaza asada
  • 75g azúcar moreno de caña
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de harina
  • 2 huevos
  • 100g nata
  • 100g leche
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Elaboración
  1. Empezamos preparando la pasta quebrada. Para ello os será de utilidad disponer de un accesorio picadora para batidora de mano o similar. Mezclaremos la harina con la sal y el azúcar hasta obtener unas migas. Añadiremos el huevo batido y el agua, y trabajaremos justo hasta que se integren los ingredientes. Hacemos una bola que envolveremos en papel film y que enfriaremos en nevera durante 1 hora.
  2. Vamos con el relleno de la tarta. Por un lado batiremos la leche, la nata, la esencia de vainilla y los huevos.  Y por el otro lado, la calabaza asada con el azúcar, la harina y las especies. Juntaremos ambas mezclas y batiremos suavemente con unas barillas hasta obtener una masa líquida fina.
  3. Dividimos la pasta quebrada en 8 partes, con cada una haremos una tartaleta. Estiramos cada porción de pasta quebrada con un rodillo y forramos un molde de tartaleta. Pinchamos la base de la tartaleta con un tenedor y horneamos durante 10 minutos a 210º, lo justo para que no esté cruda.
  4. Ponemos el relleno en las tartaletas y horneamos durante 15-20 minutos a 210º.
  5. Dejamos enfriar antes de servir.

Fuente: Esta receta es una adaptación de la que podéis encontrar aquí.
Leer más...

23/10/11

Galletas de coco

Galletas de coco

Tenía previsto colgar otra receta este fin de semana, pero después del taller de Mireia Carbó en el Club Social Caprabo sobre las galletas no he podido resistir  la tentación de publicar una de sus recetas. En poco más de 1 hora de taller nos enseñó 4 fabulosas recetas, todas super super fáciles y a cuál más buena.

Lo mejor es que no se necesitan amasadoras ni ningún otro artilugio de cocina. Se hacen a mano, en un plis plas, con la única ayuda de un batidor de barillas y una espátula de silicona, ¡más fácil imposible!

Galletas de coco

GALLETAS DE COCO

Ingredientes
  • 200g coco rallado
  • 150g azúcar
  • 50g mantequilla pomada
  • 2 yemas
  • 2 huevos
Elaboración
  1. En un bol batimos la mantequilla, el azúcar, las yemas y los huevos hasta que esté cremoso.
  2. Incorporamos el coco rallado y mezclamos con la espátula de silicona.
  3. Tapamos la mezcla con papel film y la enfriamos en la nevera hasta que esté dura.
  4. Con una cucharilla de café hacemos bolitas y las colocamos en una bandeja sobre papel de horno.
  5. Mojamos un tenedor y chafamos un poco las bolitas.
  6. Horneamos a 180º-190º con calor arriba y abajo durante 10 minutos o hasta que estén doradas.
  7. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Observaciones
  • La mantequilla pomada es mantequilla que se ha dejado a temperatura ambiente hasta que tiene una textura similar a la de una pomada.
  • Con estas cantidades salen de 30 a 40 galletas, dependiendo del tamaño de las bolitas.
  • Se puede hacer la mitad de la receta perfectamente.
  • Las galletas se conservan durante varios días en una caja de lata.
  • Se pueden congelar una vez hechas. Para consumir descongelar a temperatura ambiente.
  • ¡Y no tiréis las claras! En unos días os mostraré una fabulosa receta con ellas.

Galletas de coco
Leer más...

15/10/11

Tartaletas de chocolate y naranja

Tartaletas de chocolate y naranja

Cuenta la leyenda que Quetzalcóatl regaló el árbol del cacao a los hombres como recompensa por el amor y la fidelidad de su esposa, que sacrificó su vida para no desvelar el lugar en el que estaba escondido el tesoro de la ciudad, que le había sido confiado por su esposo. La sangre de esta princesa fertilizó la tierra y allí nació el árbol del cacao, de nombre cacahuaquahitl. Su fruto era amargo, como el sufrimiento que había padecido la princesa; fuerte, como había sido ella ante la adversidad, y oscuro, como la sangre derramada.

Se desconoce a ciencia cierta de dónde proviene el cacao, incluso no queda claro cuál es el origen de su nombre.  Rechazado a su llegada a la corte de los Reyes Católicos por su amargo sabor y su color oscuro, pasó a ser una bebida deseada de sabores exóticos al prepararse acompañada de azúcar, vainilla, canela o pimienta. Producto deseado entre pocos, es un ingrediente clave en la pastelería. ¿qué sería de nuestra vida sin un poco de chocolate?

Tartaletas de chocolate y naranja

TARTALETAS DE CHOCOLATE Y NARANJA 

Ingredientes

Pasta quebrada de chocolate
  • 200g harina de repostería
  • 100g mantequilla a dados
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 huevo batido
Crema de chocolate y naranja
  • 250g chocolate fondant (tipo nestlé postres)
  • 300g crème fraîche
  • Ralladura de naranja
  • Opcional: una cucharada de cointreau (lícor de naranja)

Elaboración
  1. Preparamos la pasta quebrada. Para ello trabajamos la harina junto con la mantequilla, la sal, el azúcar y el cacao hasta obtener unas migas. Incorporamos el agua y el huevo batido y mezclamos hasta obtener una masa homogénea. La envolvemos en papel film y la enfriamos un mínimo de 1 hora.
  2. Dividimos la pasta quebrada en 8 porciones que estiramos con ayuda de un rodillo.
  3. Forramos los moldes de tartaletas, previamente engrasados y enharinados, con la pasta quebrada. 
  4. Horneamos las tartaletas a 210º durante 15 minutos. 
  5. Dejamos enfriar las tartaletas y desmoldamos.
  6. Mientras preparamos la crema de chocolate y naranja. Fundimos el chocolate troceado en el microondas programando de 30 en 30 segundos para que no se nos queme. Añadimos la ralladura de naranja, removemos y dejamos templar.
  7. Añadimos la crème fraîche al chocolate y mezclamos con una espátula de silicona. Si se desea se puede agregar un poco de cointreau.
  8. Rellenamos las tartaletas con la crema de chocolate y naranja y las enfriamos en la nevera para que la crema coja cuerpo.
  9. Decoramos con chocolate blanco (como en las fotografías). con azúcar glacé o con frutos rojos.

Observaciones
  • La pasta quebrada se puede preparar a mano, en panificadora, en mycook o incluso con un accesorio picador de una batidora de mano. Este último es mi método favorito porqué es rápido y muy limpio.
  • Si no os gusta la naranja o queréis un sabor diferente podéis aromatizar las crema de chocolate con canela, menta o café.
  • Para decorar las tartaletas he usado un decopen. Otras opciones de decoración son el azúcar glacé o los frutos rojos.
  • Con estas cantidades salen 8 tartaletas individuales. También se puede hacer una tarta grande.
Tartaletas de chocolate y naranja
Leer más...

8/10/11

Pan Inopia

Pan de anís Inopia

Antes del verano, los del departamento de comunicación del Anís Inopia se pusieron en contacto conmigo para ofrecerme la posibilidad de probar el nuevo anís que estaban promocionando. Como bebida no soy muy de anís, pero me encanta utilizarlo en postres. Sin duda alguna los roscos de mi abuela o la coca de llardons no serían lo mismo sin anís.

Muy amablemente me hicieron llegar un botella de este anís sofisticado y vanguardista junto con unas cuantas recetas de postres, pan y bebidas. Las recetas me llamaron mucho la antención, pero con el calor que hacía en julio me daba mucha pereza ponerme con el horno a hacer pan. Así que dejé la receta en stand by hasta ahora.

En anisinopia.com definen su  Anís Inopia como un licor de 35° elaborado exclusivamente con ingredientes naturales, ganador la Medalla de Oro en los premios CINVE 2009 y 2010 de cata a ciegas. Pertenece a Licores Baines, empresa navarra que lleva elaborando licores desde hace más de 150 años. En cata destaca por su brillantez y limpieza. Incoloro y translúcido. En su aroma envolvente e incluso aterciopelado, destacan las notas anisadas con un agradable fondo cremoso. Ligero y equilibrado en la boca, tiene una sensación predominantemente dulce. Sutiles notas especiadas en el retrogusto. Suena bien, ¿verdad? 

Pan de anís Inopia

PAN DE ANÍS INOPIA

Ingredientes
  • 240g agua
  • 10g aceite de oliva virgen extra
  • 10g Anís Inopia
  • 1 cucharadita de sal
  • 400g harina de fuerza
  • 10g levadura fresca
Elaboración
  1. Amasamos todos los ingredientes hasta obtener una masa lisa y elástica.
  2. Pulverizamos con agua para que la superficie no se seque, cubrimos con un paño de algodón y la dejamos reposar durante 1 hora o hasta que haya doblado su tamaño.
  3. Ponemos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y le damos forma de bola.
  4. La dejamos reposar, en banetón si es posible, cubierta con un paño durante 1 hora o hasta que doble su volumen.
  5. Horneamos en piedra con vapor a 210-230º durante 45 minutos o hasta que al golpearlo en la base suene a hueco y esté dorado.
  6. Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Pan de anís Inopia
Leer más...

30/9/11

Aprendiendo a hacer pan: la levadura

El primer tutorial que publiqué en el blog se lo dedicaba a los ingredientes necesarios para hacer pan. Hoy, quiero ir un poco más allá, y profundizar en lo que hace que el pan se pan, la levadura. En aquel primer post os hablé de dos tipos de levadura, la fresca y la instantánea, dejando de lado, conscientemente, la levadura seca activa. Lo hice de esta manera, porqué en aquel momento justo empezaban a llegar las levaduras frescas e instantáneas a los supermercados, pero ahora ya empieza a ser posible encontrar de los tres tipos y es importante tener algunos datos para su buen uso y manipulación.

Como ya os comenté en aquel primer post, la levadura es un organismo vivo, generalmente un hongo que produce enzimas capaces de transformar los azúcares en gas carbónico y alcohol. Dicho de otra manera, la levadura es la responsable de la fermentación. Al incorporar la levadura a la masa, ésta se nutre de los azúcares presentes en la harina (sacarosa, glucosa, fructosa) y las células empiezan a multiplicarse desprendiendo CO2 y alcohol. El gas al intentar liberarse va  produciendo pequeñas burbujas en el interior de la masa, lo que la hace hincharse y crecer. Además de producir gas y alcohol en la masa la levadura tiene otras funciones como: dar a la masa una estructura porosa y ligera, influir en el aroma de la miga o aportar color a la corteza.

  • Las levaduras puedes ser frescas (prensadas) o secas (deshidratadas)
Básicamente podemos hablar de dos tipos de levaduras, las frescas y las secas. Ambas son adecuadas para hacer pan pero a la hora de utilizarlas hay que tener en cuenta algunas consideraciones. Empezemos por hablar de la levadura fresca.
La levadura fresca o prensada se conserva en frio, tiene fechas de caducidad cortas y se suele vender en paquetes con dos cubitos de 25g (me estoy refieriendo a la levadura levital aunquen existen otras marcas). Su precio oscila entre los 0,30-0,45€. Aunque el fabricante aconseja emplear 25g de levadura fresca por 500g de harina, la cantidad es excesiva para la mayoría de recetas de pan ya que con 10g por 500g de harina suele ser más que suficiente. Cuando hemos abierto el paquete es conveniente envolverlo muy bien en papel film para que no le entre aire y la levadura no se seque. Puede emplearse de dos maneras distintas: directamente deshaciendola sobre la harina o bien disolviéndola en un poco de agua tibia. Por comodidad yo la deshago directamente en la harina, y no he observado diferencias importantes en el comportamiento de la masa empleándola de una u otra manera.

  • La levadura seca o deshidratada puede ser activa (active dry yeast) o instantánea (instant dry yeast). 
La levadura seca es que nos puede producir más confusión ya que existen dos tipos en el mercado y se emplean de manera diferente. Comenzaré hablando de la que habitualmente encontramos con mayor facilidad en los supermercados, es la levadura seca instantánea (instant dry yeast). Habitualmente se vende en paquetes que contienen 4 ó 5 sobrecitos de entre 4-5g. Esta levadura se emplea añadiéndola directamente a la harina. En cuanto al formato en sobrecitos, se comercializan principalmente dos marcas en España, maizena y vahiné. La de la marca maizena suele salir algo más económica, pero depende del supermercado, aun así, los precios de ambas no superan los 2€. Si bien los fabricantes recomiendan usar 1 sobrecito para 250g de harina (curioso, pues ambas marcas contienen cantidades distintas de levadura en sus sobres), de nuevo la cantidad es excesiva ya que es suficiente con 1 cucharadita (2g aproximadamente) para 500g de harina. En el caso de la levadura de la marca vahiné, una vez abierto el paquete su contenido ha de consumirse en 48h, por el contrario, la levadura instantánea de maizena se conserva durante semanas en la nevera sin perder sus propiedades. Además de estas marcas, podéis encontrar otras en el mercado a menor precio y con mayor cantidad (125g de levadura por menos de 3-4€), obviamente, son una compra más rentable. Para su buena conservación sólo hay que mantenerlas en la nevera en un envase bien cerrado. Con este tipo de levadura yo siempre mantengo la proporción de 1 cucharadita de levadura instatánea por 500g de harina de fuerza, y sea cual sea la marca siempre me funciona.

La levadura seca activa (active dry yeast), a diferencia de la instantánea, necesita ser disuelta en agua tibia para su utilización. Para ello hay que retirar una parte del total de agua de la receta, calentarla ligeramente en el microondas, añadir la levadura seca activa, remover y dejar reposar la mezcla unos 10 minutos antes de usar. A mi todo este proceso me parece largo y pesado por lo que nunca utilizo este tipo de levadura en mis panes.
Para diferenciar la levadura seca activa de la instantánea de la levadura instantánea os podéis fijar en su tamaño, tal y como se puede apreciar en la fotografía, los gránulos de la seca activa son de mayor tamaño que los de la seca instantánea.
Yo no he encontrado ninguna levadura seca activa que me guste hasta el momento, no me acaba de dar buenos resultados con el pan y el proceso que hay que seguir para usarla me parece algo pesado, así que prefiero optar por la levadura fresca o por la instantánea. 

Leer más...

23/9/11

Brioches

Brioches

Hoy traigo una receta de esas que nunca te cansas de hacer ni de comer, los brioches. Los panes tipo brioche son mis favoritos, tiernos y esponjosos, con un punto dulce, son mi perdición a la hora del desayuno. Ya sea con philadelphia y mermelada o con jamón dulce y queso e incluso con un poco de paté, son un bocado al que me es imposible resistirme.

Pero como en todo en cocina, es difícil encontrar ESA receta que tu vas buscando, la combinación de ingredientes perfecta cuyo resultado sea el que tu esperas. Y he de confesar que en esta ocasión me ha costado más de lo esperado y me ha supuesto algun que otro reto llegar a la fórmula que os presento hoy. Ya sabéis que a mi no me gusta abusar de las grasas ni de las mantequillas, y precisamente un brioche es un pan dulce en que la mantequilla está presente en una proporción muy importante respecto al resto de ingredientes. Así que ese era el reto número 1, poca mantequilla. Por otro lado, buscaba una receta sencilla, sin masas madres ni prefermentos, ya que se que a muchos de vosotros cuando veis una receta con ellos os echa para atrás, y yo quería unos brioches aptos para todos, de ahí el reto número 2, conseguir unos brioches que se conserven tiernos durante días sin masa madre. Los primeros intentos no fueron malos (cómo me va a salir mal un pan a mi, jejeje) pero no eran lo que buscaba, no eran lo suficientemente tiernos, ni esponjosos.

Así que empecé a probar, un poquito de esto por aquí, un poquito de lo otro por allá...y por fin, et voliá! Unos brioches de primera! Sí, se que está feo que lo diga yo, pero es que no lo puedo evitar, son realmente divinos!

El gran secreto de estos brioches está en la harina.  Es necesario utilizar una harina de gran fuerza, con harina de fuerza o panadera no os van a quedar igual de tiernos, los podéis preparar y quedaran buenos también, pero no serán tan esponjosos. Y cómo se que si no os lo digo me lo váis a preguntar, para estos brioches uso la harina de gran fuerza Santa Rita, muy fácil de encontrar en tiendas y de muy buena calidad. 

Brioches

BRIOCHES

Ingredientes
  • 2 huevos
  • 75g leche
  • 1 cucharadita de sal
  • 4 cucharaditas de azúcar
  • 300g harina de gran fuerza Santa Rita
  • 10g levadura fresca
  • 60g mantequilla a temperatura ambiente
Elaboración
  1. Empezamos a trabajar todos los ingredientes excepto la mantequilla. Cuando estén unidos incorporaremos la mantequilla cortada a dados. Seguiremos amasando hasta obtener una  masa lisa y brillante.
  2. Pulverizaremos la superfície de la masa con agua para que no se seque, cubrimos con un paño y la dejamos reposar hasta que haya doblado su volumen (1 1/2h aproximadamente).
  3. Volcamos la masa en una superfície enharinada, la dividimos en 10 porciones de unos 60g y las boleamos.
  4. Cubrimos los brioches con un paño de algodón y los dejamos reposar durante 45 minutos.
  5. Pintamos los brioches con huevo batido para que queden dorados.
  6. Horneamos a 190º durante 15-20 minutos o hasta que estén dorados.

Brioches
Leer más...

16/9/11

Una tarta de queso clásica

Tarta de queso clásica

En alguna que otra ocasión he comentado en el blog que mis tartas favoritas son las de queso y las de manzana, pero las tartas clásicas. Supongo que os preguntareis a qué me refiero con esto de las tartas clásicas, pues bien, cuando pienso en tartas clásicas me vienen a la mente 4 recetas. Os cuento cuáles son a ver si las compartimos.

Empiezo con las de manzana, la primera es una tarta de manzana hecha con una base de pasta brisa, crema pastelera y, por supuesto, manzanas. La segunda es una tarta con hojaldre, manzana y a veces, crema pastelera.  Y ahora voy con las de queso, pienso en la típica tarta que no necesita horno elaborada con una base de galleta y cubierta con una especie de bavaroise o mousse de queso fresco  y recubierta, o no, de una gelatina o mermelada de frutos rojos o similar. Y por último estaría  la tarta de queso horneada elaborada con quesos frescos o cremosos, huevos y poca cosa más. ¿Son estas tartas las mismas que habíais pensado vosotros?

Lo curioso de la situación es que siendo las tartas clásicas mis favoritas (a la que añado el red velvet cake, insuperable si lo disfrutas en NY), revisando este verano las recetas que tenía publicadas en el blog resulta que no tengo ninguna de  éstas publicadas en mi boulangerie, algo a lo que tengo que poner, poco a poco, remedio. Así que allá voy con la primera.

La receta de tarta de queso que comparto con vosotros hoy lleva muchos años conmigo, incluso diría que para mi es tan clásica como el famoso bizcocho de yogur. Me la pasó una compañera en mis primeros años de facultad cuando empezaba con mis primeros pinitos en eso de la repostería casera. Es una tarta facilísima que me gustó desde el primer momento, ya que sólo se necesitan cinco ingredientes para preparar una estupenda tarta que hará las delicias de todos, y un detalle muy importante que no se me puede olvidar, es sin gluten.

Tarta de queso clásica

TARTA DE QUESO CLÁSICA

Ingredientes
  • 250g queso crema tipo philadelphia
  • 3 yogures naturales
  • 4 cucharadas soperas de maizena
  • 8-10 cucharadas soperas de azúcar
  • 3 huevos L
Elaboración
  1. Con un batidor manual o con la KA y el batidor plano mezclamos el queso y los yogures hasta que estén cremosos.
  2. Sin dejar de batir, añadimos la maizena, el azúcar y por último los huevos.
  3. Volcamos la masa en un molde desmontable engrasado y enharinado de 20cm de diámetro.
  4. Horneamos a 170º (o 180º dependiendo del horno) durante 35-45 minutos o hasta que al pincharla con un palillo éste salga limpio.

Tarta de queso clásica

Algunas consideraciones

Esta sencilla tarta de queso admite muchas variantes, como por ejemplo: 
  • Podéis añadir un puñado de pasas a la masa.
  • O bien, sustituir un yogur natural por uno de limón y dar así un toque refrescante a la tarta.
  • Otra opción que a mi me encanta es utilizar un yogur griego y dos naturales en lugar de tres naturales para aportarle más cremosidad a la tarta.
  • Pero si sois de los que preferís una alternativa más ligera se pueden emplear lácteos desnatados, el resultado es igualmente delicioso.
Y para que os salga perfecta estos son algunos de mis trucos: 
  • En la base del molde coloco papel de hornear, así me es mucho más fácil desmoldarla para que no se rompa.
  • Es muy importante controlar la temperatura del horneado, si se cuece a temperatura muy alta la tarta se agrietará.
  • Aunque no lleve levadura, la tarta subirá en el horno para volver a bajar cuando se enfríe, es totalmente normal.
  • En cuanto a lo de si calor arriba o abajo o los dos (el gran misterio de la repostería), yo empiezo con calor abajo y cuando veo que ha subido le ayudo a coger color conectando también el calor arriba. Pero con esto ya sabéis que cada horno es un mundo.
  • La tarta queda mucho más rica si la preparamos la noche antes de consumirla y la dejamos enfriando en la nevera, coge más cuerpo y mejora su textura.
  • Es deliciosa acompañada de helado de vainilla, crema inglesa o nata espesa.
  • Se puede congelar entera o en porciones envuelta en papel film. Se descongela a temperatura ambiente o durante unos segundos en el microondas.

http://www.facebook.com/pages/Ma-Petite-Boulangerie/147893831961966 Seguimos en Facebook ¿cuál es tu receta clásica de tarta de queso? 
Leer más...
 
Subir